Hoy en día con todas las consecuencias que la pandemia ha traído para el mundo entero, cada vez son más las personas que están buscando una forma de subsistir por su cuenta, un mayor manejo de sus tiempos, o incluso la posibilidad de poder trabajar desde casa para evitar el riesgo de contagio. Surge entonces la pregunta obvia “¿Y cómo emprender en esta situación?”. Pues bien, en esta guía para emprender vamos a explicarte todos los puntos que tendrás que tener en cuenta a la hora de decidir comenzar un proyecto.

¿Qué es emprender?

Todos saben que los emprendedores son el motor de muchos países en lo que respecta a creación de puestos laborales e innovación en las maneras de llevar adelante organizaciones, pero ¿qué significa emprender?. Emprender, según  la RAE es acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro. Sin embargo, más allá de la definición formal, la experiencia otorga la posibilidad de definirlo con mayor amplitud: el significado de emprender comienza por invertir en una idea, y no sólo en el aspecto financiero, sino que implica invertir tiempo, esfuerzos y depositar los deseos y esperanzas de uno en ello que se inicia. Implica dedicar horas a perfeccionar el trabajo que uno hace (ya sea individualmente o en equipo). Emprender es capacitarse permanentemente para poder ofrecer un mejor producto o servicio. Ahora bien, emprender también es poder manejar tus propios horarios, es poder ser tu propio jefe y elegir cuándo tomar tus vacaciones, es poder elegir el rumbo de tu organización según lo que tú creas más conveniente para ella. 

Si bien sabemos que es un camino sinuoso a recorrer, si nos preguntan “¿Qué es emprender un negocio?”  responderemos que es una de las mejores decisiones que uno puede tomar para trabajar en algo que realmente lo motive y lo impulse a ser mejor.

 ¿Cómo elegir qué negocio emprender?

Una de las preguntas clave para hacerse antes de saber cómo emprender un negocio es “¿Qué producto puedo ofrecer que hoy no esté en el mercado?” o bien, “¿En qué puedo diferenciarme yo del resto de las personas que ofrecen este producto?”. Estos son los dos enfoques que se puede tener dentro del proceso creativo para emprender. Y, si bien el primer enfoque es el más difícil de materializar, si la idea genuinamente responde a una necesidad insatisfecha y es llevada a cabo profesionalmente y con responsabilidad, de seguro reportará mucho mayores ganancias en menores periodos de tiempo.

Nos parece importante remarcar que en los últimos años se ha hecho mucho énfasis a nivel mundial respecto de cómo emprender para mejorar el medio ambiente. Cada vez es más considerado por los consumidores el hecho de que una empresa participe activamente en el cuidado de su entorno. Para ello deberás tener en cuenta la famosa RSE o Responsabilidad Social Empresaria. Esta nueva filosofía propone que las empresas no sólo deben preocuparse por sus ganancias y las normas legales que las rigen, sino que se las considera como agentes de cambio muy fuertes de las sociedades. A partir de ellas es que los empleados se vinculan entre sí y con la comunidad, y por tanto deben contribuir a mejorar este entorno en el cual se desenvuelven. Deberás tener en cuenta estas cuestiones si quieres comenzar tu proyecto con el pie derecho y atraer así más clientela. 

Para saber más sobre la RSE te recomendamos que visites la web de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (una serie de objetivos establecidos por Naciones Unidas para fomentar la RSE): https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/ 

 5 consejos que son clave a la hora emprender como estudiante

Hoy en día, los conceptos de emprender y estudiar no son excluyentes. La idea no es dejar la universidad u optar por emprender o estudiar, sino tratar de integrar ambos conceptos. Cualquier estudiante tiene a su alcance las herramientas necesarias para llevar adelante un negocio digital. Por supuesto que aquellos que estudian carreras pertenecientes a las ciencias exactas cuentan con los conocimientos y habilidades necesarias para poder llevarlo a cabo de manera más fácil y eficaz.

A continuación encontrarás cinco consejos que te ayudarán a emprender cualquier idea de negocio:

  1. Piensa en una idea creativa, que esté enfocada en cubrir una necesidad en un nicho de mercado.

  2. Sé perseverante, siempre con una actitud positiva, ya que te encontrarás durante el trayecto con diferentes obstáculos que deberás superar.

  3. Hazte de contactos que te ayuden en la construcción del emprendimiento.

  4. Poné en acción tus ideas y nunca dejes de investigar, ya que las necesidades de los consumidores cambian constantemente.

  5. Realiza evaluaciones periódicas que te ayuden a saber cómo está evolucionando tu proyecto.

  6. Buscá financiamiento. Los créditos son posibles soluciones que te ayudarán a solventar tus gastos. 

¿Qué hacer para emprender un negocio?

Una vez elegida la actividad a la que te vas a dedicar, surgirá la pregunta “Quiero emprender, entonces, ¿Qué hago?¿Cómo empiezo?”. Pues bien, el primer paso para emprender (además de los aspectos legales que detallamos en el próximo apartado), será determinar el capital de trabajo necesario, es decir, deberás proyectar los gastos de funcionamiento y a partir de ahí ver cuánto necesitarías para poder empezar a trabajar (tendrás que ir a preguntar precios a diferentes proveedores de todo aquello que necesites para funcionar). Dentro de todos estos gastos habrán costos fijos y costos variables, esto es: costos que deberás afrontar así no vendas nada (como alquiler de un depósito, seguros del local, gastos de patente, etc.) y costos que aumentarán a medida que vendas más (como el costo de las mercaderías, comisiones a los vendedores, etc.), respectivamente. Una vez determinados los costos totales (variables más fijos), lo conveniente será hacer una proyección de las ventas que esperas tener y por detracción de las ventas menos los costos vas a obtener el “flujo de fondos” esperado para tu proyecto. Tené en cuenta que lo más seguro es que cuando veas los resultados de esta proyección, notes que los primeros años tus flujos sean negativos. Esto es así porque muchos proyectos tardan determinado tiempo en recuperar la inversión inicial, por lo tanto, es probable que necesites hacerte de cierta financiación.

 ¿Qué necesito para emprender mi propio negocio? (Trámites legales y contables)

Bien, hasta aquí ya sabes en qué se va a basar tu negocio y cuánto dinero necesitas para llevarlo a cabo. El siguiente de los pasos que necesitas para emprender un pequeño negocio tiene que ver con cuestiones legales. Si has optado por emprender con tu pareja o emprender con amigos, lo más seguro para tu emprendimiento será conformar una sociedad y, consecuentemente, inscribirte en los impuestos de tu país para evitar futuros conflictos. Para ello te recomendamos que acudas a algún profesional que pueda asesorarte en estos temas.

 8 claves para emprender con éxito

Si has seguido estos primeros pasos para emprender un negocio, lo más probable es que ya estes funcionando normalmente. Pero la vida del emprendedor no es tan sencilla, deberás seguir trabajando arduamente para poder mantenerte en el tiempo. Una vez que hayas comenzado a trabajar, viene la parte más importante: seguir satisfaciendo las necesidades de tus clientes y mantenerlos contentos. 

Si te estás preguntando cómo emprender un negocio exitoso, te recomendamos que veas estos tips que te ayudarán a lograrlo: 

 1. El cliente siempre tiene la razón

Si bien esta frase es algo trillada, es una máxima que debe regir tu comportamiento. Deberás asegurarte que ningún miembro de tu organización tenga malos tratos o comportamientos inadecuados. Un trato respetuoso te asegurará una buena imagen.

 2. Siempre debes buscar superarte

Quizá tu local sea novedoso y hoy atraiga decenas y decenas de clientes, pero no por ello deberías dejar de buscar ser tu mejor versión. Ten en cuenta que existen millones de personas que podrían comenzar un negocio al igual que tú y en tu mismo rubro, ¡Dale a tu clientela motivos para fidelizarse con tu comercio!.

 3. Busca tener un impacto positivo en la sociedad

Como bien dijimos anteriormente, la RSE es una nueva filosofía que nos atraviesa a todos mundialmente. El próximo de los pasos para emprender un negocio exitoso será poder influir positivamente en la sociedad con tus políticas. Esto podrás lograrlo: ofreciendo capacitaciones a tus empleados, colaborando con alguna ONG de tu zona o implementando políticas de reciclaje en tu organización, entre otras opciones. La adopción de políticas afines a estos valores te dará una imagen positiva en tu comunidad logrando captar la atención de más personas.

 4. Busca satisfacer necesidades sociales

Las empresas más grandes a nivel mundial no se han caracterizado por otra cosa más que por haber sabido responder a necesidades sociales que estaban insatisfechas. Si quieres saber cuál es la clave para emprender con éxito, es esta: pregúntate ¿qué necesidad está insatisfecha? y, ¿cómo puedo resolver este problema?. Hoy en día, teniendo acceso a Internet, no hay barreras en el conocimiento, no hay excusas para no poder materializar tu proyecto asi que ¡manos a la obra!

5. Proyecta los flujos de fondos

Si bien puede parecer un tanto rebuscado, es simplemente estimar cuánto dinero te dejará tu emprendimiento a fin de mes (luego de pagar todos tus costos y gastos). Esto es importante desde dos puntos de vista: por un lado, te permitirá realizar un control, podrás verificar si estás cumpliendo con tus objetivos estimados a fin de mes. Por el otro, podrás verificar el plazo estimado de recupero de la inversión, es decir, cuánto tiempo deberá pasar hasta que recuperes la inversión inicial.

6. Separa tus finanzas personales de las del negocio

Es muy común ver en la práctica que los emprendedores menos capacitados tomen fondos de la empresa para pagar ciertos gastos menores ya que “luego lo repondrán”. Si bien en el corto plazo uno podría no ver el efecto de esto, en el largo plazo puede originar faltantes de fondos y problemas financieros e incluso legales. Entender esto resulta clave para emprender con éxito.

7. Organiza tus papeles

El orden puede ser la respuesta a cómo emprender negocios exitosos. Puede no parecer relevante en principio, pero tener los papeles legales y contables organizados, puede ahorrarte horas de tu tiempo, así como que dará una mejor impresión a los inversores para poder acceder a mejores tasas y plazos de créditos. 

8. Asesorate con diferentes especialistas

Siempre es recomendable acceder a especialistas que puedan ayudarte con tu negocio, ya sea un abogado en los aspectos legales, un contador en aspectos impositivos o una agencia de marketing en lo comercial. Desde la década del 90’, producto de la globalización, comenzó la llamada era del conocimiento, en la cual el capital más importante en el mercado laboral es el intelectual, primando entonces la capacidad de las personas para trabajar interdisciplinariamente en la resolución de problemas.

Con esto finaliza nuestra guía para emprender un negocio. Esperamos que te haya sido de utilidad y no dudes en consultarnos si tienes dudas sin responder!